Home Policiales Una joven de 21 años vivió un infierno a manos de su expareja, quien tras fugarse fue entregado por su padre a la Policía

Una joven de 21 años vivió un infierno a manos de su expareja, quien tras fugarse fue entregado por su padre a la Policía

La víctima vivió un verdadero calvario luego de que su expareja, bajo amenazas, la privara de su libertad por más de 13 horas. La golpeó salvajemente y la hirió con un arma blanca. La madre del atacante habría sido quien logró rescatarla.

El calvario para un joven de 21 años comenzó el domingo 15 de agosto por la tarde, cuando aproximadamente a las 19, su expareja, Mauro Marzano, de 27 años,  le envió un mensaje amenazándola con matar a su sobrino si no lo iba a ver.

Finalmente, aterrorizada, la joven accedió a la exigencia y fue hasta un local situado en calle Profesor Montes 28, propiedad de la madre del atacante. Una vez allí, el sujeto cerró la puerta y, sin mediar palabras, comenzó a golpearla salvajemente en todo su cuerpo, incluido el rostro, con golpes de puño.

Fuera de sí, el atacante agarró unas tijeras y comenzó a arrancarle la ropa a la joven para luego amordazarla y atarle sus manos con una prenda de vestir íntima.

Según consta en la denuncia penal, el sujeto tomó dos cuchillos tromontina y empezó a herirla en sus piernas. Los golpes de puño y las agresiones verbales continuaron por más de 13 horas, ya que tras haber permanecido en el local durante la tarde y noche del domingo, el lunes a las 8 de la mañana obligó a la joven a subirse a un remís y la trasladó hasta su domicilio ubicado en calle Libertad entre Vieytes y Azcuenaga, donde por fortuna, apareció la madre del atacante, quien habría logrado rescatarla y llevarla a la casa.

Tras el hecho, Mauro Marzano se dio a la fuga. Sin embargo, las redes sociales se inundaban con su foto; los vecinos pedían colaboración para dar con su paradero y solicitaban que, en casa de verlo, se comunicaran rápidamente con la policía, ya que las fuerzas de seguridad lo buscaban para ponerlo a disposición de la justicia.

Finalmente, este martes, poco después de las 9, el padre de joven acusado lo entregó a las autoridades en la Comisaría de calle 25 de Mayo y Alvear, donde permaneció hasta pasadas las 14:30, cuando fue subido a un móvil policial que lo traslada a la ciudad de Mercedes para prestar declaración indagatoria ante el Fiscal Lisandro Masón, a cargo de la Fiscalía 4 del Departamento Judicial de Mercedes.

Marzano, trasladado a Mercedes para declarar ante Masón

Marzano es investigado por los delitos de “lesiones agravadas”, “privación ilegal de la libertad”, “ameanzas” en infracción a la Ley 12.569.

La joven víctima, que vivió horas de horror, debió ser asistida por la psicóloga social que presta servicios en la Comisaría de la Mujer y la Familia, mientras que, por disposición del Juzgado de Paz a cargo de la doctora Estella Alonso, se le entregó un botón antipánico. El Dr. Ricardo Zapata, de la Ayudantía Fiscal de Salto dispuso las diligencias de rigor que incluyeron allanamientos durante la tarde – noche del lunes.

ANTECEDENTES 

El acusado cuenta con antecedentes de violencia, ya que según el informe oficial, el 30 de junio del 2020, otra expareja lo había denunciado por agredirla físicamente. En aquella oportunidad, la causa cayó en manos del Fiscal a cargo de la Fiscalía 5.

Recientemente, el 03/08/21, su madre también lo había denunciado por violencia familiar.

Marzano no dio declaraciones a la prensa apostada en las afueras de la seccional policial

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas

Salto sin nuevos casos de coronavirus por séptimo día consecutivo

Por séptimo día consecutivo, Salto no registró nuevos casos de coronavirus, lo que represe…